4 medidas para garantizar la sostenibilidad fiscal del transporte público en Bogotá

Por @RodrigoArenas




Los cerca de $21 millones de pesos perdidos diariamente por fraude en tarjetas TuLLave, las más de 384.000 personas que evaden el pago en estaciones de Transmilenio al día y el paulatino descenso de usuarios tanto del SITP como de Transmilenio, están poniendo en jaque la sostenibilidad fiscal del sistema de transporte público en Bogotá.


Por parte de la Administración Distrital no es clara la respuesta en el corto plazo para lograr ese viraje necesario que demanda todo el sistema y al contrario nos encontramos con medidas, como el cobro en rutas alimentadoras, que no responden a la naturaleza y origen del problema. Lo cierto es que más allá de que unos ciudadanos hayan optado por utilizar de manera incorrecta este modo de transporte del componente troncal, la razón por la cual el sistema se encuentra en déficit es porque: no ha sabido conectar con la ciudadanía, son múltiples sus barreras de acceso, es ineficiente, incómodo, inseguro, costoso y en ciertos momentos del día indigno.


Las propuestas del Distrito, en vez de estar enfocadas en el aumento de barreras de acceso y en el aumento de la deuda para solventar déficit, deberían concentrarse en el ciudadano y en entender su día a día, para así lograr un aumento de usuarios por mejora en el servicio, cobertura de pago y ante todo para lograr una sociedad verdaderamente apropiada de su transporte público.


En primera instancia y ante la premura por generar mayores ingresos y cobertura en el pago, se debe enfatizar en las siguientes medidas:

  1. Aumentar lugares de recarga, acordes a las necesidades no solo de usuarios de Transmilenio sino también de aquellos que utilizan SITP. Muchas veces los portales, estaciones, pagotodo y/o tiendas de barrio no se encuentran realmente accesibles en distancias y horarios a los usuarios de SITP, lo cual los condena a acudir al revendedor (Falla del mercado), a usar el sistema provisional, a colarse o a no usar el sistema.

  2. Impulsar sistema de recarga asociado a medios digitales tipo aplicaciones, pagos en línea, entre otros que mitiguen la ausencia masiva de establecimientos de recarga personal. Actual sistema de recarga en línea obliga a usuario a validar pago realizado en estación de Transmilenio, lo cual es totalmente ilógico e innecesario para quien utiliza SITP.

  3. Permitir uso de efectivo en SITP y venta de pasajes unitarios en Transmilenio. Imposibilitar el pago en efectivo si bien podía verse como algo positivo, en este caso se ha convertido en una barrera de acceso para quienes no tienen tarjeta TuLlave (Ejemplo turistas nacionales y/o extranjeros) o para aquellos que no tienen recarga.

  4. Generar una tarifa diferencial asociada no a subsidios sino al pago anticipado. El modelo de pago anticipado permitirá generar reducción a una tarifa que hoy es muy rígida y no responde al contexto socioeconómico bogotano.

Son medidas que en el corto plazo no demandan importantes cambios en infraestructura física, sino digital y financiera que permitirán un aumento en la cobertura de pago, de usuarios y que igualmente generarán ingresos para impulsar los cambios estructurales que demanda el sistema para convertirse en ese anhelado transporte público que demandan los bogotanos.

45 vistas
  • White Instagram Icon

Contáctanos

Enlaces de interés

© Copyright 2023 by Comunicaciones Ruge Colombia

Edificio Nuevo del Congreso

Carrera 7 # 8-68 Oficina 649B

Teléfono: 4325100  Ext. 4097

Email: info@rugecolombia.com