La falsa "liberación" del progresismo

Por: Jonathan Silva



A menudo oímos en los discursos de los progresistas hablar de lo importante que es defender las libertades individuales, aunque en su discurso aparentemente hablan de libertad, está la esgrimen en clave de la liberación. Si bien este concepto de liberación tomó forma con el resurgimiento de las nuevas izquierdas en los 60; sobre todo en el recordado Mayo del 68, época donde los jóvenes en Francia decidieron emprender nuevas utopías.


Mientras la libertad no es más que el respeto irrestricto al proyecto de vida del prójimo, lo cual no requiere secundar una forma determinada de pensar, hoy las izquierdas nos hablan de liberación. Su énfasis no es esencialmente sobre la opresión que se vive en el ámbito político o el derecho libre a la vida sin tener perturbaciones en nuestra existencia.

Ellos hablan de la emancipación sobre instituciones tales como: la familia, la iglesia, el estado nación, las costumbres y de las convenciones que conforman el pensamiento occidental.


En sus obras, sobre todo los pensadores de la escuela de Frankfurt se dedicaron a deconstruir estas instituciones a las cuales les agradecemos una herencia que ha llevado a un progreso irrefutable en la sociedad. Desde el pensamiento de Foucault lo que para muchos son mecanismos de orden civil, realmente constituyen “mecanismos de dominación”.


Lo que hemos visto a través de los últimos años es cómo se usan las leyes para garantizar estas liberaciones, llegando al punto de buscar mecanismos de censura sobre los que no se acomodan a sus ideas y pretenden conservar los valores realmente liberales de la sociedad occidental. Los jóvenes y las mujeres han venido siendo usados como sujetos de una “revolución”, y ya que no se pudo conseguirla a nivel de clases, lo que se quiere es imponerla a través de la cultura y de los grupos sociales.


Hoy realmente la nueva resistencia, la revolución, es la que se encuentra en contra cara al progresismo depredador, que no es más que una radicalización del liberalismo real. Nos queda enfrentarnos a esta lucha cultural donde la vida ya es subjetiva y existe un cúmulo de gente llorando más por un árbol, por un perro o gato que por la vida destruida de un bebé en el vientre. La verdad nos hace libres, la liberación nos hace esclavos.


192 vistas
  • White Instagram Icon

Contáctanos

Enlaces de interés

© Copyright 2023 by Comunicaciones Ruge Colombia

Edificio Nuevo del Congreso

Carrera 7 # 8-68 Oficina 649B

Teléfono: 4325100  Ext. 4097

Email: info@rugecolombia.com