Medellín en desarrollo, ¿Cumplir una agenda global o local?


A continuación, un análisis técnico de los procesos de agendamiento en la ciudad de Medellín. El presente artículo describe las causas que son transversales en los objetivos de desarrollo sostenible ODS de una agenda global – universal, en los planes de desarrollo posteriores a 2015 en Medellín.





Se consideran aspectos teóricos al establecer como los actores políticos se adentran en el ciclo de políticas públicas, con cuestiones sobre la toma de decisiones de cara a la agenda 2030 y la agenda ciudadana con unos lineamientos específicos. Además de plantear el cumplimiento de la agenda global o local como disyuntiva en la ejecución de políticas públicas mediante la herramienta del plan de desarrollo municipal.


Los planes de desarrollo municipales en Medellín después del 2015, están enmarcados en la resolución de la asamblea general de naciones unidas aprobada el 25 de septiembre del año mencionado, la cual enuncia en su título: “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”.


Esta agenda pretende ser implementada por todos los países y partes interesadas mediante una alianza de colaboración. Mediante 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y 169 metas que anuncian y demuestran la magnitud de una ambiciosa nueva Agenda universal. Con ellos se pretende retomar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y conseguir lo que estos no lograron (ONU, 2015). El instrumento de política pública que especifica el trabajo presupuestal y administrativo de aplicabilidad en las tareas constitucionales del mandatario local, es el plan de desarrollo, será su función continúa la acción administrativa en previa rendición de cuentas al concejo municipal en conjunto de aprobación de esta corporación del presupuesto anual.


Las preguntas a las que se enfrentan los mandatarios de la capital de Antioquia son en un nivel analitico las siguientes: ¿Cuáles son los factores definitorios de la agenda en sus gobiernos concretos? ¿Qué implicaciones hay para los actores políticos en la ejecución de una agenda global? ¿Cómo son los criterios de actuación en los asuntos por atender?


La forma en que se resuelven estas cuestiones constituyen el material para los actores políticos en el ejercicio de la toma de decisiones. El análisis e inferencia de estos actores permiten una de las siguientes opciones: mejorar los procesos de planificación del desarrollo en Medellín dados hasta el 2015 a partir de dinámicas locales o entender la consolidación de una agenda ciudadana y de desarrollo a partir de dinámicas globales.


Estas opciones tienen una base epistemológica para acercarse a conocer la definición de agenda pública dentro del ciclo de política pública, al tener como marco de acción el plan de desarrollo en ejecución de otras políticas públicas más específicas. También estará la base teórica, para llegar a consensos conceptuales sobre el papel de los actores políticos en la agenda pública, elaborada institucionalmente como agenda de gobierno, con la ciudadanía como agenda de ciudad y, con expertos internacionales como la agenda global o agenda 2030.


En ese sentido será necesario revisar y comparar el asunto de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en los planes de desarrollo post- 2015, “Medellín cuenta con vos” (2016-2019) y “Medellín Futuro” (2020-2023). Para poder explicar las causas que llevaron a transversalizar los ODS en los planes de desarrollo mencionados junto a su impacto, es decir los resultados de introducir la agenda global en la agenda de gobierno local en la ciudad de Medellín.


Finalmente se evidenciará el qué de los actores políticos. Al decir de aquellos, que tienen intención de conflicto y metas de poder. Están presentes en la administración pública para negociar y lograr soluciones específicas de sus intereses. (Petter, J. 2007) En relación con el homo oeconomicus que ha de procurar la continuación de la comunicación de pagos y el homo juridicus la de la comunicación de normas, el actor racional político tendría que ocuparse de la continuación de la comunicación del poder. (Luhmann, 2000) La cual en este caso ha de definir las implicaciones de la superposición entre las agendas locales (de gobierno, ciudadana, económica) y global.


La implicación de priorizar de forma transversal la agenda 2030 en un instrumento de política pública como el plan de desarrollo municipal requiere abarcar conceptos que expliquen las interacciones de poder en los actores de “la arena política” (O donnell, 1982). La superposición de una agenda globalista en lo local, se define en el momento de incomprensión de implementar objetivos de política pública (ODS) pensados desde fuera, al accionar soluciones a los problemas que se introducen en la etapa del ciclo de políticas públicas denominada agendamiento (Arellano Gault, 2010).


Este agendamiento como proceso dirigido, en su práctica de intervenir con estos objetivos de la agenda 2030 en Medellín, identifica problemas a partir de un determinismo de simplificación de lo complejo en el sistema social; el cual ignora las infinitas interacciones individuales que se dan en una agenda local.


Colocando el agendamiento en una fatal arrogancia (término de Hayek) que somete a la planificación de tecnócratas globalistas, expertos denominados comúnmente, el desarrollo de una ciudad con particularidades complejas.

Esto pues, no es una agencia global la que lleva al hombre a disfrutar de sus libertades civiles sino que, es el hombre quien está capacitado para disfrutar de las libertades civiles en la misma medida en que esté dispuesto a contener sus apetitos, sometiéndose a algún condicionamiento moral; esto se da en la medida en que su amor por la justicia prevalece sobre su rapacidad. (Burke, 1756).

Llevando a que respete un debate público enmarcado en la ley de las dinámicas en lo local y no en la legitimidad que pueda tener una agencia mundial con sus dinámicas globales.


Lo anterior se correlaciona con el acercamiento epistemológico de la definición de agendamiento como agenda pública y, para el caso de Medellín, como agenda de ciudad.


Se contrapone en una extensa medida de la agenda global en tanto el debate político es de ciudad, con sus respectivas demandas y, no dado a la exigencia de una resolución internacional arbitraria, que desconoce los procesos internos de la agenda ciudadana a la vez que superpone sus objetivos en el plan de desarrollo municipal.


Por otro lado el proceso político de agendamiento tiene en cuenta la racionalidad de los tomadores de decisiones, al tener en cuenta a los actores políticos, que no pueden ignorar la multiplicidad de agendas, en este caso la global y de ciudad. Es en esta racionalidad donde el tomador de decisiones buscará un buen tiempo para estudiar los costos y beneficios de una política antes de arriesgar el statu quo (Nicholson, 2009). Parte de ello será entender la afinidad del tomador de decisiones de incluir en la agenda de gobierno los objetivos de la agenda global.


En este punto hay algo nuevo en lo teórico, pues al desarrollar un instrumento de política pública que hace de contenedor de otras políticas públicas, se identifican tres agendas en el proceso. La agenda global, la agenda de ciudad o pública y, la agenda de gobierno. Ya mencionadas las primeras con anterioridad, se probará que es la última de las tres, quien genera las regulaciones administrativas (de gobierno) que lleven a la realidad pública las intenciones reales de la agenda definida (ciudad o global) o, una mixtura de ellas que por lo general es más global que de ciudad.


Dado que las decisiones humanas son inciertas; los comportamientos del sistema político se basan en cooperación y confianza (Mariscal, 2010); además de una creencia de que se harán bien las cosas en el gobierno municipal de Medellín.


Un caso concreto que permite operacionalizar la identificación teórica es el del acuerdo 102 de 2018, del concejo municipal, con la adopción de la “Política pública para la igualdad de género de las mujeres urbanas y rurales del municipio de Medellín” la cual fue reformada en colaboración del centro de análisis político de la universidad EAFIT. Esta es una ruta de trabajo en equidad de género para los próximos 12 años, según menciona Valeria Molina, exsecretaria de la mujer. La adopción de esta política pública se puede encontrar vinculada a la relevancia de la agenda 2030. Entre las razones para la reformulación resalta el que exista “un cambio en las prioridades y en la agenda de género” (CAP Eafit, 2018).


En un proceso de agendamiento significativo se enuncia con detalle el papel de la agenda 2030 en el pacto por la igualdad, dónde Molina menciona:


“La apuesta colectiva de la firma del Pacto por la Igualdad de Género es importante puesto que se logra gracias a la unión de voluntades de diferentes actores de la ciudad. El plan fue construido con corresponsabilidad, un factor clave para lograr las metas de desarrollo y la implementación de la ruta de compromiso ODS de la ONU sobre equidad de género”

El cual es el objetivo no 5, en la agenda. Una de sus promotores desde la academia menciona que el hecho que exista una agenda política internacional es importante, porque permite un seguimiento, pero ¿qué pasa con las acciones locales, familiares? (Barrero, 2019). Lo que se complementa de manera significativa cómo el ordenamiento global en las dinámicas locales, una política pública claramente influenciada por estos lineamientos foráneos.


Los actores políticos son importantes para revelar de manera funcional los principales incisos que desarrollan conceptos sobre agendamiento en el ciclo de políticas públicas. Se ciñen a un marco legal establecido para que su racionalización en la toma de decisiones pueda atender las demandas ciudadanas en el agendamiento, aunque también pueden ser afines a dinámicas globales de implementación de instrumentos de política pública.


Las diferentes categorías de agenda permiten que las cuestiones de los mandatarios de Medellín tengan herramientas analíticas en el tiempo de aceptar o repeler algún tipo de objetivo en la agenda de gobierno, más allá de su legitimidad como ente supranacional.


Un tomador de decisiones no sacrificará su estabilidad gubernamental en lo administrativo si no encuentra un aspecto afín a sí. Esto le puede llevar a quebrantar la credibilidad del sistema político municipal.

Una regulación administrativa sigue siendo usada por voluntad y libertad civil, aunque puede ser desarrollada por intereses mayores a los locales. El debate público de la arena pública enriquece las demandas de la ciudadanía frente a la municipalidad de Medellín.


A pesar de que los ODS son transversales en los planes de desarrollo post - 2015, se puede rescatar la soberanía que la legalidad entrega a quién hace uso de este instrumento de política, más allá de la legitimidad de una regulación internacional en ámbitos de gobierno superiores al local. El trabajo se puede dar si los ciudadanos les reconocen como objetivos comunes, más allá de si adquieren o no el rango de problema público.



Bibliografía:


Asamblea General De Naciones Unidas. (2015). Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Recuperado de: https://unctad.org/meetings/es/SessionalDocuments/ares70d1_es.pdf


Petter, J. (2007). Actores Políticos. Estudios Sociológicos XXVI: 76, 2008. pp 7.


Luhmann, (2000). “Politische Organisationen”, en N. Luhmann, Die Politik der Gesellschaft, Ffm., Suhrkamp, pp. 228-273. Traducido al español por: Marco Estrada.


O'Donell, Guillermo (1984): "Apuntes para una Teoría del Estado", en O´Oszlak (comp.), Teoría de la Burocracia Estatal, Ed. Paidós, Buenos Aires. 1984.


Arellano Gault, D. (2010). El enfoque organizacional en la política y la gestión públicas. En Merino, M. y Cejudo, G. (Comps.), Problemas, decisiones y soluciones. Enfoques de política pública. Ciudad de impresión: Fondo de Cultura Económica, CIDE.


Burke, E. (1756). Citado en: Los orígenes de la libertad, la propiedad y la justicia, cap 2. La fatal arrogancia, F. Hayek.


Nicholson, S. (2009). The politics of diffusion: public policy in the American States. The Journal of Politics, 71(1).


Mariscal, J. (2010). Nuevo institucionalismo y regulación. En Merino, M. y Cejudo, G. (Comps.), Problemas, decisiones y soluciones. Enfoques de política pública. Ciudad de impresión: Fondo de Cultura Económica, CIDE.


Centro de Análisis Político, Universidad EAFIT. Análisis para las políticas públicas. La búsqueda de la igualdad de género en Medellín. Recuperado de: http://www.eafit.edu.co/centros/analisis-politico/publicaciones/proyectos-investigacion/Paginas/analisis-para-las-politicas-publicas-igualdad-de-genero.aspx


Molina, V. (2019). Pacto por la igualdad de género en Medellín. Recuperado de: https://www.medellincuenta.com/?NavigationTarget=navurl://51b8aa7fcbced7ffe66debf88252ca01










38 vistas
  • White Instagram Icon

Contáctanos

Enlaces de interés

© Copyright 2023 by Comunicaciones Ruge Colombia

Edificio Nuevo del Congreso

Carrera 7 # 8-68 Oficina 649B

Teléfono: 4325100  Ext. 4097

Email: info@rugecolombia.com